Código: microlab

MICROLAB: Test de patógenos para el análisis y detección de Listeria y Salmonella

MICROLAB: Un laboratorio de patógenos en tus manos. Análisis de Listeria monocytogenes y Salmonella en un único dispositivo desechable, que integra todas las etapas del ensayo de una manera sencilla y 100% segura.
Consulta por este producto

¿Te gustaría hacer análisis de patógenos, pero no dispones de laboratorio ni personal cualificado?
¿Quieres hacer análisis de patógenos en tus instalaciones sin riesgo de contaminación?

MICROLAB es un sistema pionero para que todas las industrias, sin riesgos, sin necesidad de equipamiento adicional, en cualquier momento y por personal no cualificado, puedan hacer autocontrol de su producción. Microlab Detect ayuda a las empresas alimentarias a garantizar el requisito microbiológico de ausencia de estas bacterias patógenas.

  • Obtención de resultados con mayor rapidez, pronta liberación de producto
  • Reducción de costes frente a análisis externos
  • Mayor control de la producción
  • Reducción de riesgos microbiológicos
  • Inversión mínima
  • Sin personal cualificado

MICROLAB permite:

  • Detectar la presencia de Salmonella o Listeria en cualquier planta de producción y por cualquier operario.
  • Eliminar riesgos de contaminación derivados del análisis.
  • Liberar el producto hasta un 40% más rápido y reducir los costes de almacenaje.
  • Realizar autocontrol garantizando la seguridad de tu producto y tu reputación.
  • Minimizar pérdidas de una producción ocasionadas por una contaminación.

Microlab integra las dos etapas del análisis, enriquecimiento y detección.

  1. Una vez introducidos los 25 gramos del alimento en el dispositivo, éste se cierra de forma hermética para evitar cualquier riesgo durante el análisis.
  2. Transcurrida la etapa de enriquecimiento, donde se incuba a 37°C por 48 hs para Listeria monocytogenes y 24 hs para Salmonella, mediante dos sencillos giros, el dispositivo detecta en 15 minutos la presencia o ausencia del patógeno.
  3. Los diseñadores del sistema también tuvieron en cuenta su eliminación de forma sencilla. Una vez finalizado el ensayo mediante un tercer giro, el dispositivo se inactiva para que pueda ser desechado sin riesgo.
Preguntas frecuentes

¿Qué es la listeria?

Listeria es el nombre de una bacteria que puede generar una enfermedad transmitida por alimentos (ETA) llamada listeriosis. Dicha bacteria se encuentra en el suelo, el agua y en algunos animales, entre los que se encuentran las aves de corral y el ganado.

Puede estar presente en una gran variedad de alimentos, incluyendo especialmente leche cruda, alimentos elaborados con ella y carnes procesadas. Puede subsistir en plantas de procesamiento de alimentos y contaminar los que allí se producen. La contaminación puede ocurrir en el proceso de elaboración, empaque o en el almacenamiento de los alimentos.

Los alimentos contaminados no cambian ni de sabor ni de olor.

La Listeria se diferencia de muchos otros gérmenes por reproducirse incluso a las frías temperaturas del refrigerador. Mediante la cocción o la pasteurización se elimina a la bacteria.

¿Cuáles son los posibles impactos en la salud e una listeriosis?

La enfermedad afecta principalmente a adultos mayores, mujeres embarazadas, recién nacidos y personas con el sistema inmunológico debilitado.

Las mujeres embarazadas infectadas con esta bacteria pueden experimentar una enfermedad leve similar a la gripe, sin embargo la listeriosis puede causar aborto, parto prematuro, enfermedades graves o la muerte del feto.

La infección con Listeria puede ser seguida de meningitis (una infección del cerebro o de los tejidos circundantes) y/o septicemia (infección del torrente sanguíneo); cualquiera de estos pueden causar la muerte.

¿Qué alimentos han sido asociados a la listeriosis?

  • Embutidos o productos de fiambrería.
  • Pescados y carnes crudas o parcialmente cocidas (vacuna, cerdo, aves, etc.).
  • Patés, productos de carne para untar o pescados ahumados que requieren refrigeración.
  • Leche cruda (sin pasteurizar) y productos elaborados con ella: quesos crudos artesanales, quesos blandos y semiblandos como cuartirolo crudo, Brie, Camembert y queso de pasta azul.
  • Ensaladas preparadas.
  • Frutos del mar ahumados y refrigerados.
  • Verduras sin lavar, aunque estén empaquetadas.

¿Cómo opera la listeria dentro de una industria alimentaria?

En primer lugar, L. monocytogenes es ubicua, y puede entrar en las instalaciones a través de los propios trabajadores (una vía de acceso frecuente es el calzado), de material cuyo nivel de higiene es deficiente, o de materia prima contaminada. Su difusión dentro de las instalaciones puede ocurrir a través de un carro, de un material que se utilice en diversas salas, de los trabajadores, de las materias primas contaminadas o incluso del producto alimenticio ya terminado.

Curiosamente, los procedimientos de limpieza en ocasiones ayudan a su difusión más que a su eliminación, pues los aerosoles que se generan ayudan a dispersarla, contaminando los lugares más insospechados. A esta bacteria le gusta la humedad y crece en un amplio rango de temperaturas, incluidas las bajas temperaturas propias de mucha salas de producción.

Los lugares que puede colonizar son: los desagües, los conductos de aire acondicionado, los techos, las zonas de maquinaria de difícil acceso a los productos de limpieza…

La Listeria, que no es especialmente resistente a los productos de limpieza y desinfección, no sería un problema si no fuese porque forma biofilms. Estas estructuras, invisibles al ojo humano, forman capas de bacterias protegidas de una biopelícula altamente resistente a los materiales de limpieza. Su rotura por acción mecánica también puede favorecer la dispersión de las bacterias, contribuyendo a su dispersión.

¿Qué puede hacer la industria alimentaria para combatir L.monocytogenes?

Por un lado, hay que diseñar las instalaciones de manera que no existan nichos de fácil contaminación. Además, las empresas deben confiar la higiene, limpieza y desinfección a empresas especializadas con recursos y conocimientos para combatir las infecciones.

También es fundamental que la propia empresa cuente con recursos propios para el autocontrol de sus instalaciones, mediante análisis prácticos y efectivos que determinen la presencia L. monocytogenes.

Descargar documentos PDF

Accesorios complementarios