Código: 01009003

Carboxiterapia y alto voltaje en un solo equipo: Ares

Ares es un dispositivo de carboxiterapia para tratamientos estéticos de uso facial y corporal. Cuenta con las posibilidades de terapia: carboxiterapia, corriente de alto voltaje y terapia de carboxiterapia de corriente de alto voltaje simultánea.

Este producto no está disponible porque no quedan existencias.

Consulta por este producto

El equipo de carboxiterapia Ares puede ser utilizado por un profesional para tratamientos estéticos faciales y corporales. Sus principales indicaciones son:

Carboxiterapia

Aumento de la circulación sanguínea local;
Celulitis;
Grasa facial y corporal localizada;
Aumento del drenaje linfático;
Rejuvenecimiento facial;
Arrugas
Estrías;
Circulos oscuros;
Mejora del proceso de curación;
Trastornos vasculares;
Terapia de cabello.

Corriente de alto voltaje

Aumento de la circulación sanguínea local;
Tratamiento de arrugas;
Tratamiento de estrías.

Carboxiterapia + Corriente de alto voltaje

Aumento de la circulación sanguínea local;
Tratamiento de arrugas;
Tratamiento de estrías

El equipo de carboxiterapia ARES tiene un dispositivo que calienta el CO2 antes de la insuflación, lo que reduce significativamente las molestias durante el tratamiento. Esto aumenta la adherencia del paciente al tratamiento, así como mejora los resultados, ya que el gas frío provoca la constricción de los vasos sanguíneos, contrariamente a la acción deseada.

El equipo cuenta con software combinado con sensores que permiten al terapeuta un control total sobre los parámetros de volumen, caudal y volumen total administrado, ofreciendo mayor precisión en el volumen de CO 2 infundido durante la terapia.
ARES presenta un importante diferencial para el tratamiento de estrías y arrugas. El uso combinado de corriente de alto voltaje con carboxiterapia permite un tratamiento más cómodo y mejores resultados clínicos. La corriente de Alto Voltio, cuando se utiliza simultáneamente con la infusión de CO2, reduce la sensación dolorosa del paciente, al mismo tiempo que favorece la estimulación de los fibroblastos en la zona tratada, potenciando los efectos fisiológicos.
ARES dispone de un Rack exclusivo para su comodidad, en el que es posible el mejor alojamiento para la bombona de gas, facilitando el movimiento del equipo. Equipado con cerraduras para tu seguridad.
ARES tiene un caudal de hasta 300 ml / min. Estudios recientes demuestran que la técnica, que utiliza un mayor número de puntos por zona, con menores volúmenes y mayores velocidades de flujo, es más eficaz en el tratamiento de la grasa localizada.

En el modo de carboxiterapia, el equipo tiene una alta precisión de parámetros, modo libre y modo intermitente, volumen por punto de 5-300 ml y velocidad de flujo de 5-300 ml / min, con opción de activar la emisión de gas a través del pedal o la pantalla .
Ares ofrece 1 canal de salida para el equipo, 1 conector para el pedal y 1 dispositivo que calienta el CO₂ antes de la infusión, lo que proporciona mayor comodidad y mejora los efectos fisiológicos, permitiendo el drenaje del equipo y el sistema.
La corriente de alto voltaje está indicada para el electrolifting en el tratamiento de estrías y arrugas, ya sea solo o en combinación con carboxiterapia, para mejorar los resultados. Ares tiene un canal de corriente de polaridad negativa. Es un dispositivo que tiene un diseño diferente, pantalla táctil, menú con tutorial informativo (Información) e intercambio de idiomas y rack para acomodar el cilindro de CO₂.

Doble Voltaje: 127 y 220 volts – 50/60 Hz.
Dimensiones: 265 x 275 x 115 (L X P X A)
Peso aprox., sin accesorios: 1,4 kilos
24 meses de garantía

Accesorios:

  • 1 cable de alimentación desmontable
  • 1 Pedal de activación remota
  • 1 manguera que conecta el cilindro de gas en el equipo
  • 1 Office
  • 1 CD con instrucciones de uso
Preguntas frecuentes
Tratamientos
Corriente de alto voltaje

La corriente de alto voltaje (también conocida como HVPC – Corriente pulsada de alto voltaje ) es una corriente de pulso doble de alta amplitud (voltaje corto). La forma de onda es monofásica (la corriente fluye solo en una dirección) y los pulsos de alto voltaje disminuyen la resistencia de la piel, haciendo que la corriente sea cómoda y tolerable.

Los efectos terapéuticos de la corriente de alto voltaje se basan en el uso de una corriente de pulso monofásica que provoca un aumento de las cargas eléctricas en el tejido, ejerciendo efectos fisiológicos favorables que desencadenan el proceso de reparación del tejido.

La electroestimulación de alto voltaje es un medio de administrar estímulos eléctricos para promover la curación de los tejidos, el aumento del flujo sanguíneo y la producción de ATP, la fagocitosis, la oxigenación y el transporte de membrana mejorados, la reducción del edema, los fibroblastos y la estimulación celular. células epiteliales, síntesis de ADN, mitosis celular, control de infecciones, ayuda en la organización de la matriz de colágeno, estimulación de la contracción de la lesión de la piel con migración de células epidérmicas al centro de la lesión causada por el electrolifting .

Carboxiterapia

La carboxiterapia se originó en Francia en 1932 y se refiere a la administración de dióxido de carbono (CO₂) con propuestas terapéuticas. Inicialmente, el tratamiento se realizó percutáneamente, a través de los llamados baños de agua carbonatada calentada, es decir, la aplicación de agua saturada en CO in directamente sobre la piel de los pacientes. La técnica se utilizó para tratar arteriopatías y úlceras. Los resultados obtenidos alentaron más estudios, lo que llevó a la expansión de las indicaciones para otros tratamientos.

Tras el desarrollo de nuevas tecnologías, la aplicación ya no es tópica y el CO₂ se inyecta directamente en el tejido subcutáneo, lo que garantiza resultados más rápidos y mejores.

La evidencia histológica de los efectos de la infiltración de gas CO₂ en el tejido adiposo subcutáneo sugiere posibles efectos lipolíticos, así como la estimulación de la remodelación del tejido. Después del tratamiento con carboxiterapia, debido al aumento del flujo sanguíneo, las regiones con celulitis muestran una mejor nutrición de los tejidos y un drenaje más eficiente, lo que da como resultado una piel más lisa y saludable.

La carboxiterapia tiene un gran potencial para tratar las arrugas, la flacidez de la piel y las ojeras, además de mostrar buenos resultados en los tratamientos de las estrías. El CO₂ utilizado es medicinal (99,9% de pureza) e idéntico al producido normalmente por el metabolismo celular. No es tóxico y no es embólico.

Los efectos terapéuticos de la carboxiterapia se basan en las respuestas fisiológicas naturales del cuerpo:

Efecto Bohr: tanto O₂ como CO₂ usan la hemoglobina, una proteína contenida en los glóbulos rojos, como medio de transporte. El efecto Bohr es la nomenclatura utilizada para designar la tendencia del oxígeno a abandonar el torrente sanguíneo cuando aumenta la concentración de dióxido de carbono, lo que facilita la liberación de oxígeno de la hemoglobina y genera hiperoxigenación de los tejidos.

Aumento del flujo sanguíneo local: el aumento de la concentración de CO₂ y la disminución del pH local relajan los músculos lisos que rodean las arteriolas y controlan el volumen de sangre que se ofrece a los tejidos. Con esta relajación, en consecuencia, hay un aumento en el flujo sanguíneo local, lo que conduce a un mejor suministro de nutrientes y a la eliminación de desechos y toxinas locales. Además, se optimiza el drenaje sanguíneo y linfático.

Distensión tisular: es causada en el sitio de aplicación por el volumen de CO₂. Activa una cascada de señalización del proceso de reparación y regeneración de tejidos, provocando la activación de células llamadas fibroblastos, que producen nuevas fibras de colágeno y elastina, mejorando la calidad de la piel. . En la celulitis, este efecto también es muy importante, porque el deterioro se produce a nivel hipodérmico, con consecuencias también en el tejido dérmico.

Lipólisis: el aumento del metabolismo local culmina en la activación del sistema nervioso simpático, con la liberación de catecolaminas en el torrente sanguíneo, la adrenalina y la noradrenalina. Las catecolaminas se unen a sus receptores específicos ubicados en la membrana del adipocito, lo que promueve la activación de la cascada lipolítica dentro del adipocito. La enzima LHS (lipasa sensible a las hormonas) promueve la hidrólisis de triglicéridos en ácidos grasos y uno de glicerol. Después de la reacción de lipólisis, los ácidos grasos se liberan en el torrente sanguíneo para su uso posterior como combustible energético para el metabolismo corporal, o se vuelven a depositar en los adipocitos a través del proceso de lipogénesis.

Descargar documentos PDF

Accesorios complementarios